miércoles, 17 de febrero de 2016

El mar, desarrollo del proyecto de centro.


comenzamos,


 que nos suena a mar???????? ......












Nos regalan un pez!!!!!!!!! 




   
          decorados







NUESTRO CARNAVAL EN EL MAR

Este curso el carnaval como siempre ha sido con el tema de la bibliotecas, MIRADAS AL MAR, dimos rienda suelta a la imaginacion,,,,,,,

Como continuacion del proyecto de centro del mar en los distintos niveles.

INFANTIL























domingo, 14 de febrero de 2016

SAN VALENTON ME MOLAS UN MONTON. este curso enemorarse del mar....


  SAN VALENTON ME MOLAS UN MONTON.

este curso toca enemorarse del mar....







                                                                                





lunes, 1 de febrero de 2016

Tristes guerras…

Tristes guerras…

  • Y pocas palabras tan acertadas sobre las guerras, como las de nuestro poeta Miguel Hernández.
Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.
Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.
Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

 


La biblioteca escolar está llena de libros con valores para la paz. La mayoría de los libros llevan implícitos mensajes de amistad, tolerancia, diversidad, respeto… y lo mismo sucede en la zona infantil y juvenil de las bibliotecas públicas, a las que también nos gusta visitar.
Para los más pequeños hay muchos títulos preciosos e historias en positivo sobre la paz. Pero hoy vamos a hablar de otro tipo de lecturas.
Os contamos algunos libros que tratan el tema de las guerras y de algunas de sus consecuencias. Lecturas para lectores avanzados. Algunas lecturas que no tienen finales cerrados y que la intuición nos hace suponer a veces lo peor. Algunas lecturas un poco duras. Es que estamos hablando de guerras…

  • Rosa Blanca, de Roberto Innocenti y editado por Lóguez.
Esta historia es ya un clásico de la literatura y premiada en varias ocasiones. Un álbum ilustrado que nos acerca a una pequeña ciudad alemana en la ocupación nazi a través de los ojos de una niña, Rosa Blanca.
Soldados, tanques y camiones que iban y venían con prisas, sin saber nadie qué llevaban.
Rosa Blanca decide averiguar el lugar al que van y descubre a unos niños tras una alambrada, inmóviles y con hambre.
 Rosa Blanca tiene un gran corazón y cada día les lleva comida. Un día todos tienen que marchar de la ciudad. Rosa Blanca corre hacia los barracones. No quedaba nada. En el lugar sólo había soldados y disparos.
Rosa Blanca fue el nombre de un grupo de la resistencia alemana durante la Segunda Guerra Mundial, algunos de cuyos componentes fueron ejecutados por los nazis.
Hoy, 27 de enero, es el Memorial de las víctimas del holocausto.

  • Ziba vino en un barco, de Liz Lofthouse e ilustrado por Robert Ingpen. Editorial Lóguez.
Mientras Ziba y su familia navegan en un bote abarrotado de gente por un mar sin fin, su pensamiento se escapa hasta su hogar: a las risas de sus primas, los balidos de las ovejas, las especias de la comida, los poemas de su padre…

Tras la huida de los gritos y disparos de la guerra, la incertidumbre de una nueva tierra y de la libertad se extiende sobre el mar.

Pudiera ser que para un niño, la vida en una sociedad en donde hay una dictadura, la vida es normal y él apenas se entere de nada: sus juegos, amigos, la escuela… A veces suceden cosas extrañas, como el arresto del padre de un buen amigo, los soldados con metralletas en las calles, las escuchas en silencio de la radio por la noche en el salón de casa, o como aquel día…

… en que un militar llegó al colegio y les ordenó a los niños que escribiesen una composición, una redacción sobre lo que hacían sus familias en casa.
Pedro, el niño protagonista, recibe un premio por su composición.

Un relato desgarrador en el que la muerte, con aspecto de niña, le muestra al soldado las mentiras de las guerras y los intereses de los poderosos en fomentarlas.
 Te dijeron que luchabas por algo y vas a morir por nada. Te dijeron que era tu deber y ahora te han arrebatado cuanto tienes. Te contaron que yo era horrible y soy dulce. Te han mentido soldado.

Esta historia va destinada a lectores más pequeños y es más tierna, pero trata del mismo tema que las anteriores incluso con matices similares.
Dos reyes enfrentados empujan a sus pueblos a la guerra contra los otros, sin querer ceder a pesar de los días tan tristes.
Sólo los niños serán capaces de salvar las diferencias y un tablero de ajedrez será el campo de batalla de los reyes.